top of page

¿Qué son los puntos calientes en paneles solares?

Los puntos calientes, también conocidos como "hot spots", son áreas de temperatura elevada que afectan a una zona específica de un panel solar. Estos puntos calientes resultan en una disminución localizada de la eficiencia de la placa, lo que conlleva una menor potencia de salida y acelera la degradación de los materiales en el área afectada por la alta temperatura. Por ello destacamos la importancia de mantener las instalaciones solares en buen estado y de detectar los puntos calientes a tiempo.


Estos puntos calientes surgen cuando una parte de la energía generada por los paneles se disipa en lugar de ser utilizada, concentrándose en un área específica. En otras palabras, las células en la zona afectada consumen energía en lugar de generarla.


Además, los puntos calientes suelen ser inestables y tienden a intensificarse, lo que eventualmente resulta en una reducción total del rendimiento del panel.


Razones por las que pueden aparecer los puntos calientes


Existen diversas razones por las que pueden aparecer los puntos calientes, clasificadas en funcionales u operativas.


En el caso de las razones funcionales, se pueden dividir en dos áreas principales:

  • Desajuste de células: Ocurre cuando se conectan en serie células con corrientes diferentes. Esta falta de equilibrio puede generar puntos calientes en la placa.


  • Daño o baja calidad de las células: Debido a la presión de precios en el mercado de paneles fotovoltaicos, es posible que algunas células sufran daños durante la fabricación debido a los procesos de laminación, manejo y transporte a los que se someten.


Por otro lado, las razones operativas están relacionadas con el diseño y funcionamiento de la instalación fotovoltaica. Algunas de estas razones incluyen:


  • Sombras estacionales sobre los paneles solares: En ocasiones, las empresas instaladoras pueden colocar paneles en áreas con sombreado durante el invierno para aumentar la producción de electricidad en verano. Sin embargo, esto puede resultar en sombreado sistemático de las células durante las mañanas y noches de invierno. Una solución posible sería instalar los paneles en orientación horizontal y conectar las series sombreadas a diferentes entradas del inversor.


  • Condiciones del tejado: Los tejados pueden proyectar sombras o inclinarse, lo que puede afectar negativamente el rendimiento de las células solares. Cuando las células están completamente sombreadas, no se aprovecha el uso de los diodos de derivación, lo que aumenta la temperatura y degrada el panel.


  • Suciedad y arena: Durante la vida útil de los paneles solares, estos pueden acumular suciedad, polvo, arena y otras impurezas que afectan su rendimiento. Es fundamental realizar limpiezas periódicas para mantener los paneles en óptimas condiciones.


Conclusión


Es evidente la importancia del mantenimiento adecuado de las instalación de placas solares y la detección temprana de los puntos calientes. Al elegir paneles solares de calidad, con esquinas de drenaje incorporadas y evitando sombras innecesarias, se puede garantizar un rendimiento óptimo del sistema fotovoltaico. Contar con un instalador de placas solares competente y comprometido que realice un trabajo de calidad y seleccione equipos confiables es fundamental para evitar problemas relacionados con los puntos calientes y garantizar un funcionamiento eficiente y duradero de las instalaciones solares.




34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Si la energía solar es para ti, estaremos encantados de acompañarte en el camino

Si prefieres contactar vía whatsapp, aquí te dejamos el link:

¿Quieres llamarnos? Somos todo oídos. Es gratis!

613 022 899

bottom of page