• Paloma Sánchez

Lecciones aprendidas de otras empresas para sobrepasar la crisis del COVID-19

Actualizado: jul 31


Después de casi 2 meses de cierre casi absoluto de nuestro país y de la economía casi al completo, el golpe a las empresas y sectores productivos ha sido enorme. Es un hecho que esta crisis ha sido un ataque directo a la línea de flotación y que algunas empresas puede que nunca regresen a su estado anterior, incluso que se vean obligadas a bajar la persiana debido a la intensidad del parón económico.

No obstante lo anterior, todas las empresas han tomado medidas para capear el temporal con 3 objetivos en mente: salir vivos de la crisis, volver a la situación previa lo más rápido posible y tomar estrategias que transformen la organización en una más eficiente y resiliente.


Hemos querido preguntar a varias empresas a través de una encuesta anónima las decisiones han tomado por culpa del COVID-19, las que tomaron en el pasado y que les han beneficiado en el presente y las que tomarán cuando la situación se reestablezca para mejorar sus negocios.


El principal efecto que ha tenido la pandemia ha sido muy similar en todas las empresas. El iceberg a proa ha sido la parálisis de todos los proyectos, la rotura del ritmo de trabajo, de la cadena de suministro, las caídas de ventas hasta del 90% y la pérdida de algunos clientes.

Y para achicar la vías de agua y mantener la nave a flote las medidas adoptadas tienen 3 niveles. El primer nivel es para proteger a las personas y que puedan seguir trabajando sin riesgo de contagiarse. Teletrabajo, medidas de distanciamiento y el exigente uso de los EPIS son los más constante. El segundo nivel corresponde con la reducción de los gastos más inmediatos. A través de ERTE se han reducido las obligaciones en masa salarial y se han reducido los salarios más altos de forma temporal para no castigar más las arcas. También se ha renegociado con proveedores plazos y vencimientos.

En todos los casos, los gastos más fuertes coinciden Por orden de magnitud: masa salarial, obligaciones a la seguridad social y alquileres. Pero ahora se añaden gastos adicionales, como son los necesarios para la limpieza y desinfección de instalaciones. El problema de estos gastos es que no se pueden reducir fácilmente, por lo que las empresas se ven obligadas a reducir otros gastos que sí que tienen una estrategia clara para reducirlos.


Mirando hacia el pasado y evaluando aquellas decisiones anteriores que han permitido a las empresas tener más margen de maniobra y tener un impacto menor, encontramos un común denominador en las estrategias comerciales a largo plazo como la diversificación de la cartera de clientes, exploración de nuevos negocios y afianzar el posicionamiento en un sector a través de planificaciones muy bien delineadas.

Por otra parte, haber realizado inversiones para mejorar sus productos y servicios utilizando opciones financieras como renting, leasing, créditos y financiación de proyectos, permitiendo no reducir la liquidez de las empresas mientras pueden invertir en mejorar en su empresa para convertirse en organizaciones más competitivas.

Especialmente para la crisis, algunas empresas habían definido comités de crisis con procesos específicos para la toma de decisiones en este tipo de situaciones, o la creación de planes de contingencia que pueden implementarse desde el primer minuto, evitando la prueba y error.


Para finalizar, existen diversos caminos que las empresas tomarán para mejorar y seguir evolucionando. Algunas se decantan por la digitalización de los procesos internos y teletrabajo; otras por la exploración de nuevos modelos de negocios y canales de venta e internacionalización. También se habla de acelerar la investigación y creación de nuevos productos y servicios, siempre posicionándose con una mentalidad hacia el cliente en lugar de la competencia.


Pero la que ha surgido en la gran mayoría es la digitalización y la reducción de los gastos para poder aumentar márgenes de venta y ser más competitivos. En esto se halla la disminución de los costes logísticos, eficiencia en los procesos y sobre todo la reducción de los consumos energéticos y la inversión en instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo para aquellas empresas donde la energía representa un porcentaje muy alto sobre el coste del producto.


En conclusión vemos que el golpe ha sido durísimo pero también que la determinación en esta salida de la crisis será clave para poder vencer los obstáculos y llegar hasta el siguiente nivel de nuestras empresas.

6 vistas

Sunalizer es una plataforma digital con la mayor red de instaladores de energía solar fotovoltaica. Calidad garantizada, precios fijos sin sorpresas y la seguridad de instalar placas solares como un experto.

CONTÁCTANOS

social@sunalizer.com

+34 623 10 63 72

Formamos parte de:

SÍGUENOS

  • LinkedIn - Black Circle
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube

Sunalizer © 2020 — All Rights Reserved. Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies