• Alejandro Micó

Los permisos que necesitas para tu instalación de placas solares

Las instalaciones de placas solares son, al fin y al cabo, instalaciones de electricidad de baja tensión. Al generar energía y ser de una potencia considerable, es necesario que un instalador autorizado la realice y posteriormente, la legalice.

Normalmente, tanto los pasos previos a comenzar la instalación como los pasos posteriores para legalizarla, los realiza el instalador. Ahora bien, a continuación, te presentamos la burocracia asociada a una instalación de paneles solares.


Estos requisitos listados son para una instalación menor de 10 kW sobre suelo urbano, que seguramente sea tu caso. Para instalaciones mayores a esta potencia hay otros trámites que realizar.


Permisos y trámites antes de efectuar la instalación de paneles solares:


  • Realizar una Memoria Técnica de instalación con los aspectos más relevantes

  • Solicitar en el Ayuntamiento correspondiente el permiso de construcción.


Después de construir la instalación de placas solares:


  • Emitir el Certificado de la instalación.

  • Revisar la Memoria Técnica por si hay elementos que en la construcción se han modificado.

  • Suscribir un contrato de compensación de excedentes con la empresa comercializadora.

  • Registrar la instalación en el órgano provincial correspondiente




A continuación se explica cada permiso, documento o contrato necesario:


Permisos y trámites antes de efectuar la instalación de paneles solares:


  • Memoria Técnica de Instalación

Es un documento que realiza el instalador o quien diseña la instalación fotovoltaica e incluye una descripción de la instalación a realizar. Incluye ubicación, cálculos, planos, método de instalación…


  • Solicitud de permiso en el ayuntamiento

Es un trámite, normalmente telemático, que consiste en informar al Ayuntamiento de la localidad, que se va a realizar una instalación fotovoltaica de autoconsumo. En muchos consistorios puede realizarse una declaración responsable o una comunicación previa, dichos trámites son instantáneos y recortan mucho los tiempos necesarios para comenzar la instalación. En el caso de ser imprescindible la Licencia de Obras, el Ayuntamiento revisará la Memoria Técnica antes de concederla.


  • Solicitud de Licencia de Obras

Es el trámite genérico para cualquier obra de cualquier tipo. Requiere que los técnicos del ayuntamiento revisen la Memoria Técnica y la acepten. Puede tardar entre pocos días y varias semanas.


  • Declaración responsable

La persona que efectúa este trámite declara que se responsabiliza de cualquier evento que se produzca durante la ejecución. En Comunidades Autónomas como la Comunidad Valenciana este mismo año se aprobó un Decreto Ley que permite que este trámite sea el único necesario para solicitar permiso a la hora de instalar placas solares.


  • Comunicación previa

La persona responsable comunica la instalación a realizar y ya puede comenzar la construcción.


Estos permisos pueden tener tasas o impuestos asociados para poder tramitarse, como es el ICIO (Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras). Para instalaciones de autoconsumo, este impuesto es subvencionable hasta el 95% dependiendo de la ubicación de la instalación.


Trámites después de construir la instalación de placas solares:


  • Certificación de la instalación

El certificado de la instalación es un boletín que realiza el instalador autorizado y recoge la información básica sobre nuestra instalación. Es un documento que incluye aspectos técnicos sobre la instalación y es necesario para poder registrar y legalizar la instalación de autoconsumo fotovoltaico.


  • Contrato de compensación de excedentes (si es necesario)

Si la instalación es del tipo ‘Instalación de autoconsumo con excedentes acogida a compensación’ (Adrià creo que hay algún artículo que se puede enlazar aquí) necesitarás un contrato de compensación de excedentes con la empresa a la que compras la luz, la empresa comercializadora. La empresa está obligada a ofrecerte un contrato de compensación y no debería modificarte el precio de compra de la energía eléctrica.


En el caso de que sea una Instalación de autoconsumo sin excedentes, este trámite no sería necesario.


  • Registrar la instalación en el órgano provincial correspondiente

Es el paso final para legalizar la instalación fotovoltaica. Consiste en rellenar un formulario de solicitud y adjuntar una serie de documentos sobre tu instalación, principalmente, la Memoria técnica y el Certificado de la instalación


Este trámite se realiza en el órgano provincial competente, pudiendo ser la consejería de industria y energía en la mayoría de los casos. Suele haber opción para trámite online y puede acarrear el pago de alguna tasa.


Como puedes observar, para instalaciones menores a 10 kW sobre suelo urbano, los permisos y documentos necesarios son reducidos, aún así, conllevan un tiempo y un esfuerzo. Los instaladores de la plataforma Sunalizer, incluyen en sus servicios esta tramitación para que no tengas que preocuparte por nada.